VEACON, un sistema de aviso automático de accidentes, que se puede instalar en el teléfono móvil


La rapidez con la que llega la atención médica a un accidente constituye uno de los factores más críticos para conseguir reducir las consecuencias del mismo, limitando la gravedad de las lesiones y, en muchos casos, consiguiendo prevenir muertes y discapacidades futuras.

En la atención sanitaria de los accidentes de tráfico se utiliza concepto acuñado por el Dr. Adams Crowley denominado la “hora de oro” por el cual “hay una hora de oro entre la vida y la muerte. Si estás gravemente lesionado, tienes menos de 60 minutos para sobrevivir. Puedes no morir entonces, pero lo puedes hacer tres días o dos semanas después, porque algo ha ocurrido en tu cuerpo que es irreparable”.

Está demostrado que la influencia del tiempo en la mortalidad en los accidentes de tráfico puede distribuirse en tres fases:

  • 1ª fase: Ocurre en los primeros segundos o minutos tras el accidente. Constituye el 10% de todas las muertes.
  • 2ª fase: La denominada “hora de oro”, que abarca la primera o segunda hora tras el accidente. Constituye el mayor porcentaje de mortalidad (75%).
  • 3ª fase: Ocurre días o semanas tras el incidente traumático. Suele originar el 15% de la mortalidad total.

A la luz de estos datos estadísticos, vemos que tiene una especial relevancia contar con los medios que permitan atender a los heridos dentro de la primera hora transcurrida después del accidente. Esto sucede en la mayoría de los casos, donde se ueude avisar a los servicios de emergencia, pero, ¿qué pasa cuando el conductor circula por vías poco transitadas o en horarios nocturnos, y nadie puede dar la alarma de que ha ocurrido un accidente?

Para evitar que este tipo de situaciones impida que los servicios de emergencia tarden en conocer que ha ocurrido un accidente, un grupo de investigadores de las Universidades de Valencia y Zaragoza en colaboración con la empresa Applus+IDIADA han desarrollado un sistema de aviso automático a los servicios de emergencia en caso de accidente, denominado VEACON, que guarda muchas similitudes con el sistema eCall, que pronto integrarán todos los vehículos de la Unión Europea.

El sistema VEACON detecta que se ha producido un accidente y automáticamente transmite la información relevante a los servicios de emergencia como las coordenadas del accidente, los vehículos implicados, los puntos de impacto en el vehículo, y otros elementos de interés. En menos de un minuto tras el accidente el centro de control recibe estos datos con lo que ya pueden desplegar los medios necesarios para llevar a cabo las labores de salvamento.

VEACON está diseñado para instalarse en los dispositivos móviles de los usuarios, y se conecta con el vehículo a través de una conexión inalámbrica Bluetooth, por lo que puede representar un mecanismo muy interesante de seguridad adicional en nuestros vehículos, hasta que integren el sistema eCall.