Desarrollan un producto para aumentar la adherencia del pavimento


El nivel de adherencia del asfalto es uno de los factores principales a tener en cuenta cuando queremos evaluar el estado de conservación del pavimento de la carretera. Un indicador del nivel de adherencia del neumático con el asfalto es el Coeficiente de Rozamiento Transversal (CRT). Las administraciones competentes son las que fijan los valores mínimos que ha de tener este indicador. Cuando los valores este indicador, que son tomados mediante dispositivos específicos, son bajos, quiere decir que la adherencia del neumático al asfalto es deficiente lo que puede generar problemas sobre todo con lluvia o calzada mojada. Esto supone un problema grave para la seguridad vial en el tramo y es necesario realizar tareas de reparación sobre ese asfalto.

Hemos conocido que investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia, en colaboración con la empresa Marcas Viales S.A. han desarrollado, dentro de un proyecto financiado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) del Ministerio de Economía y Competitividad, un producto para aumentar la capacidad de adherencia de los pavimentos, según indican, hasta casi el doble de lo que exige la normativa.

Para ello han analizado y estudiado el comportamiento de muchos tipos de materiales adhesivos combinados entre sí como resinas de metacrilato o resinas epoxi que sirven para mejorar la unión con los componentes del asfalto, además de cemento, vidrio reciclado y diferentes tipos de áridos que conforman el cuerpo del nuevo producto.

El resultado es un compuesto metacrílico o epoxi que incorpora minerales de alto coeficiente de pulimento acelerado, como bauxita. Además, incluye también materiales reciclados, como el vidrio. El producto final ha sido analizado en su resistencia al deslizamiento, estabilidad y durabilidad para garantizar que pueda ser utilizado en condiciones reales. Si el CRT mínimo de un pavimento debe ser superior a 44, con este producto pueden conseguirse valores entre 60 y 80.

Para comprobar su utilidad práctica en condiciones reales, el producto está siendo evaluado de forma experimental en uno de los accesos al casco urbano de la localidad alicantina de Sant Vicent del Raspeig.