Un proyecto de prueba a gran escala de conducción autónoma


El fabricante de automóviles Volvo, en colaboración con las autoridades de transporte de Suecia y el Parque de las Ciencias de la ciudad de Gotemburgo van a levar a cabo el primer proyecto a gran escala en el que 100 vehículos de conducción autónoma circularán por las carreteras públicas.

Llamado “Drive Me – Self-driving cars for sustainable mobility” tiene el objetivo de identificar los beneficios que podrá aportar la conducción autónoma así como y posicionar a Suecia y al propio fabricante como referencia en el desarrollo de la movilidad del futuro.

La tecnología de conducción autónoma que incorporarán los vehículos otorga el control al propio vehículo cuando las circunstancias son apropiadas. Los 100 coches del proyecto incluirán las tecnologías de apoyo a la conducción y de seguridad que desarrolla el fabricante para sus modelos comerciales.

Gracias a las pruebas que se realizarán, los investigadores podrán obtener datos valiosos sobre el comportamiento de los vehículos y del resto de usuarios de la vía. El proyecto se va a iniciar en 2014 y tiene prevista su finalización en 2017, año en el que se espera que circulen ya los primeros vehículos por las inmediaciones de Gotemburgo. Los vehículos recorrerán las principales arterias de comunicación de la ciudad en la que se forman habitualmente atascos, por lo que también se estudiará la contribución de la conducción autónoma a la reducción de la congestión del tráfico.

Gracias a la colaboración entre las autoridades, la industria y la comunidad académica, Suecia está a la vanguardia en el desarrollo de tecnologías de seguridad del tráfico. Los vehículos de conducción autónoma pueden contribuir a la reducción de las inversiones en infraestructura, contribuir a la reducción de las emisiones contaminantes y aumentar la seguridad del tráfico.