Tecnología desarrollada en la Universidad Politécnica de Valencia para conocer qué tramos de la carretera tienen un mayor potencial de mejora de su seguridad


Con el objetivo de conocer qué tramos de la carretera son los que tienen un mayor margen de mejora -en lo que a seguridad se refiere-, se ha desarrollado en la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) un innovador sistema basado en una toma continua de datos de GPS integrada con medidas auxiliares de velocidad o aceleración de los conductores, que va a permitir conocer el comportamiento real de éstos en todo momento.

Este nuevo sistema plantea una importante ventaja con respecto a las mediciones que se han venido realizando hasta la fecha, y es que permite obtener una toma de datos continua (y no puntual), lo que posibilita conocer (y no intuir) al detalle las velocidades desarrolladas por los diferentes conductores en cada una de las zonas de cualquier carretera, y de este modo poder catalogar de una forma más precisa las diferentes vías.

La información que ofrece este nuevo sistema tiene una gran importancia para su uso en lo que se conoce como ?consistencia del diseño geométrico?, concepto manejado para reflejar el grado de similitud existente entre lo que un conductor espera de una carretera concreta y el comportamiento real de esa carretera.

Obtener con una mayor precisión este valor va a permitir identificar de una forma más exacta si una carretera tiene -o no- un potencial de mejora importante mediante un cambio en el diseño geométrico, y en ese caso, poder estudiar las acciones a realizar.

Sin duda se trata de una tecnología que puede tener una gran utilidad, y que va en la línea de lo demandado en el “Decenio de acción para la seguridad vial“, proyecto liderado por la ONU para reducir el número de accidentes en las carreteras de todo el mundo.