Una aplicación móvil para localizar y contribuir a evitar accidentes por animales en las carreteras


El elevado número de accidentes que se producen en las carreteras a consecuencia de atropellos de animales, supone un importante problema de seguridad vial para el que se le han buscado diferentes soluciones, comentadas en esta misma página, como la colocación de barreras químicas para ahuyentarlos, o el uso de tecnologías que avisan ante la presencia de cualquier animal, como la desarrollada por Volvo.  

En esta ocasión, tenemos que acudir a Brasil – país con la mayor biodiversidad en el mundo – para conocer una aplicación móvil de nombre “Urubu Mobile” que pretende contribuir a reducir el número de accidentes ocasionados por animales silvestres en las carreteras.

La aplicación móvil pretende que cualquier usuario que la descargue pueda de una forma muy sencilla realizar una fotografía geolocalizada de cualquier animal atropellado que está en la carretera, información que se almacena en el sistema junto con la fecha y hora a la que ha sido tomada. El objetivo es crear una fuente de datos con información detallada de las zonas donde ocurren los principales atropellos, así como el tipo de animales atropellado en cada zona del país, con vistas a tomar las medidas correspondientes. Igualmente, la aplicación pretende otorgar un sello de calidad a aquellas carreteras más seguras para la fauna, y proponer medidas eficaces para mejorar la seguridad de conductores y animales en todas las vías.

Aunque esta información podría ser obtenida de los responsables de conservar las carreteras (no hay que olvidar que herramientas como el Sistema de Gestión Web de Carreteras, con su Agenda de Vialidad, permite al gestor de la carretera tener toda esta información detallada), en ocasiones la poca transparencia en los datos públicos ofrecidos, y la cohabitación de diferentes sistemas en cada región hace que no sea posible obtener estadísticas informes a nivel global de un país, como se pretende solucionar con esta herramienta.

Sin duda, lo que sí que está claro es que la herramienta va en la línea de sistemas sociales que permiten a los usuarios ser proveedores y receptores de información de interés, aprovechándose de que cada día más personas cuentan con los medios tecnológicos (teléfonos inteligentes) que les permiten realizar estas actividades.