Tecnología innovadora para mejorar la seguridad vial en Londres


Londres es una de las ciudades europeas más a la vanguardia en el uso de sistemas tecnológicos innovadores para mejorar el flujo de tráfico en sus calles, y desarrollar de una forma más eficaz la gestión de la conservación y explotación de sus carreteras. 

Su continua apuesta por integrar nuevas tecnologías que ayuden a los responsables de las carreteras, y la necesidad que tienen de dar un servicio óptimo a una población cada vez más numerosa, hace que resulte de interés conocer las medidas que se están implantando, porque seguramente podrían ser replicadas en otras zonas.

Dentro de un proyecto lanzado en la ciudad de nombre “Calles y Carreteras aptas para el futuro”, en Londres se está haciendo uso de las siguientes tecnologías:

  • SCOOT (Split Cycle Offset Optimization Technique) un sistema inteligente de paso de peatones que, sincronizado con los semáforos, tiene en cuenta el número de personas que están esperando para cruzar, poniéndose en verde de forma mucho más rápida si hay un número elevado de personas, que si hay pocas. El objetivo es priorizar y adaptar las señales a las necesidades reales de las personas en todo momento.
  • Señales especiales para ciclistas, una idea ya adoptada en otras regiones con más experiencia, como Amsterdam y Copenhague, que permite mejorar la seguridad de los ciclistas adelantando la luz verde del semáforo exclusivamente par ellos, de forma que puedan salir delante.
  • Igualmente, se está trabajando para dar solución a los accidentes provocados por el temido “punto ciego”, esa zona invisible para el conductor, que puede ocasionar accidentes.
  • Como apuesta más ambiciosa de todas las planteadas, se quiere establecer en zonas controladas de Londres un campo de pruebas de los vehículos autónomos, tecnología que según los expertos puede reducir el número de muertos y heridos en las carreteras de Londres hasta en un 90 por ciento.