París comienza a reducir el número de semáforos para mejorar su tráfico


Con el objetivo de mejorar la seguridad en sus calles y reducir los atascos, el Ayuntamiento de París ha comenzado un proceso de estudio de sus semáforos para reducirlos y dejar sólo los imprescindibles.

Modificar la abundancia de semáforos por otros medidas de gestión del tráfico (cruces con ceda el paso, rotondas y prioridades) busca mejorar la conciencia de los conductores al volante, y evitar muchos de los accidentes provocados por excesos de velocidad cuando el semáforo se va a poner en rojo.

Las estadísticas del país vecino indican que cerca del 14 % de sus accidentes de circulación suceden en las intersecciones reguladas por semáforos, siendo además significativo que los estudios indican que cerca del 30 % de los semáforos se podrían eliminar o sustituir por otras alternativas más eficaces.

Igualmente, la proliferación de señales y semáforos en los últimos años en las grandes ciudades se estima que ocasiona un retraso adicional de 2 minutos en los desplazamientos de los vehículos, otro importante problema añadido.

Como ya indicamos en post anteriores de Tecnocarreteras, los motivos para eliminar aquellos semáforos que no son imprescindibles, son variados:

  • Coste: El elevado coste de funcionamiento que puede tener anualmente un semáforo, es un motivo para no abusar de su utilización.
  • Mejorar el flujo de tráfico: En aquellas zonas con poco trafico, o en otras zonas más concurridas fuera del horario punta, los semáforos suponen más un problema que una ventaja para los vehículos, provocando retrasos e interrupciones que no son necesarias.
  • Seguridad: Aunque parece poco intuitivo, en determinadas circunstancias, la eliminación de semáforos puede mejorar la seguridad del tráfico, debido a la mayor atención prestada por los conductores.