Uso de drones para controlar todo lo que ocurre en intersecciones de carreteras


El dron es una herramienta que cada día se está utilizando más para la gestión del tráfico e infraestructuras, debido a que con un precio no muy elevado permite el control de diferentes zonas, y múltiples usos asociados.

Uno de estos usos es el que mostramos en el vídeo al final del artículo, el control de vehículos en una intersección peligrosa. El dron permite grabar todo lo que ocurre, y luego un software de visión artificial es capaz de ofrecer toda la información de cada vehículo, y conocer el número de vehículos que participan.

Entre otra información, el sistema es capaz de mostrar, para cada vehículo, la velocidad (y la velocidad promedio de todos), el tiempo en el que está parado, las zonas con mayor presencia de vehículos, etcétera.

Esta información es muy útil para conocer dónde se producen los “cuellos de botella”, es decir, las zonas donde quedan atrapados más tiempo los vehículos, y poder tomar las medidas necesarias para su solución.

El sistema además se puede fácilmente llevar a cualquier otra ubicación, de manera que se puede gestionar eficazmente diferentes zonas, con un coste bastante económico.

A continuación mostramos el vídeo con la información detectada por el dron, y cómo es interpretada por el sistema integrado: