Innovaciones en las autopistas: Peajes free flow y más información para los conductores


Conseguir que los viajes por la autopista estén libres de paradas (para pagar el peaje) y que los conductores tengan al instante toda la información que necesitan (del estado del tiempo, y de cualquier aspecto de interés relacionado con las carreteras) es una realidad ya en algunas autopistas, y pronto será la pauta habitual en todas.

¿Qué mejoras presentarán las autopistas en los próximos años?

  • Peaje sin barreras, “free flow”: Permite el cobro a los vehículos que circulan por la vía sin que tengan que detenerse (ni siquiera tienen que reducir la velocidad), algo muy útil para carreteras que soportan un gran volumen de tráfico. Los vehículos pasan bajo un pórtico que incorpora unos equipos capaces de identificar las matrículas y comunicarse con el transponder, un dispositivo que va instalado en el parabrisas del automóvil, y recibe/envía información al pasar por debajo del pórtico. Al pasar bajo el arco, el sistema puede detectar la ruta que realiza el vehículo, de qué usuario se trata y mandar el cargo del peaje directamente a la cuenta bancaria asociada a ese transponder, lo que facilita enormemente el cobro del trayecto.
  • Información en tiempo real del estado de la carretera y del estado meteorológico, para lo cual se hará uso de sensores implantados que enviarán la información a un sistema central desde el cual se podrá tanto avisar directamente a los conductores, como a los sistemas de mensajería.
  • Señales dinámicas, adaptadas a las necesidades del momento (por ejemplo, ante lluvias fuertes o nevadas, señales más restrictivas de velocidad).
  • Adaptación progresiva de las infraestructuras (y la información existente) a vehículos autónomos, de forma que se consiga una coexistencia (imprescindible durante unos cuantos años) con los vehículos tradicionales, sin riesgo.