sensor

Cámaras con sensores térmicos, más fiables y útiles para gestionar intersecciones problemáticas con ciclistas y vehículos


La mejor forma de fomentar el uso de la bicicleta en nuestras ciudades es habilitando los medios que permitan garantizar la seguridad de las personas que optan por este saludable modo de transporte.

Para ello, una vez que las ciudades cuentan con carriles exclusivos para las bicicletas (algo imprescindible), es necesario gestionar eficazmente las zonas problemáticas, que son las intersecciones que deben ser utilizadas tanto por las bicicletas como por los vehículos.

Además lo ideal sería conseguir que los semáforos avisaran a los vehículos cuando hay ciclistas (aviso en primer lugar, y posteriormente el color rojo si están cerca), pero que también se adaptaran a la presencia o no de los mismos, para que si no hay ciclistas, pudiera estar el semáforo en verde de forma más continuada.

Aunque para conocer esto, la presencia o no de ciclistas, se puede hacer uso de cámaras con visión artificial, en Nueva Zelanda están apostando por cámaras que integran sensores térmicos, que permiten detectar zonas de calor en todo su campo de visión, y a cualquier hora del día. lo que lo convierten en una solución más eficaz que las tradicionales de visión artificial.

El motivo es que estos sensores detectan calor y no se ven expuestos a problemas con la luz, lo que hace que la solución sea inmune a reflejos del sol, faros, oscuridad, sombras o cualquier otro problema climático, que puede complicar la labor de las cámaras tradicionales con visión artificial.

Por este motivo, estos sistemas de detección tienen muchos menos falsos positivos que los que se basan únicamente en vídeo, y esto está ocasionando que se opte por este tipo de sistemas en entornos que pueden ser críticos.

Usando visión artificial y sensores para detectar qué zonas de la carretera representan un mayor peligro para los conductores

Para determinar qué tramos de las carreteras se consideran más problemáticos, o representan un mayor peligro para los conductores, siempre se utilizan las estadísticas, que permiten evaluar y comparar las zonas que tienen un índice de accidentes superior a otras similares, y sobre las que hay que tomar medidas. [Continuar leyendo]

In4Mo, una plataforma integral de gestión de tráfico que analiza, gestiona y unifica los datos recogidos de todo tipo de dispositivos

Un equipo de investigación de la Universidad Politécnica de Cataluña, liderado por Jaume Barceló, ha desarrollado un novedoso sistema de información que busca gestionar de una forma más eficaz la movilidad de personas y vehículos, aprovechando toda la información obtenida de instrumentos y tecnologías ya implantadas en la ciudad. [Continuar leyendo]

Proyecto SCOPE, una plataforma cloud abierta para ciudades inteligentes, que puede ayudar a mejorar los sistemas de transporte y tráfico de la ciudad

Con el objeto de desarrollar una plataforma abierta, que permita utilizar la cada vez más importante cantidad de datos e información generados en lo que conocemos como la ciudad inteligente, y proporcionar un entorno que pueda ser utilizado en campos tan diversos como la gestión del transporte, la energía o los servicios sociales, en Estados Unidos se está desarrollando el proyecto SCOPE (siglas de Smart-city Clud-based Open Platform Eco-system). [Continuar leyendo]