Aplicando los códigos QR para diversas situaciones en nuestras carreteras


En muchas ocasiones se puede ofrecer un servicio muy grande a los ciudadanos con un coste muy bajo, simplemente aprovechando de forma eficaz la tecnología que ya existe, y buscando las fórmulas que permitan sacarle el máximo partido.

Esto es, sin duda, lo que puede ocurrir con los códigos QR, un sistema que puede ser utilizado de forma muy interesante en numerosos campos relacionados con las carreteras.

Para los que todavía no conocen qué son los códigos QR, lo podríamos resumir diciendo que son esos “códigos de barras bidimensionales“, configurados como un cuadrado (que cuenta con tres cuadrados pequeños en las esquinas superiores y en la inferior izquierda), y que permiten almacenar información que puede ser automáticamente obtenida con la cámara del teléfono móvil (utilizando la aplicación correspondiente). Es decir, se puede almacenar una dirección web, por ejemplo, y luego únicamente con el teléfono móvil, tomando la imagen del código, se abriría en el navegador del móvil dicha dirección.

¿Qué utilidad puede tener todo esto? Pues, como muchas cosas, si se usa bien puede tener mucha utilidad, y si no se usa en el entorno adecuado, ninguna. La utilidad de un código de estas características es facilitar acceder a una información de forma automática, es decir, sin tener que teclear nada en el móvil. Simplemente captando la imagen con la cámara, se puede acceder automáticamente a toda la información. Algún ejemplo de uso:

  • La aplicación Safety QR Code, permite incorporar en el casco de los motoristas toda la información de interés del mismo (nombre, persona con la que contactar, posibles alergias a medicamentos, grupo sanguíneo, etcétera), para que pueda ser obtenida por los responsables de emergencias ante cualquier accidente.
    • Esta aplicación, permite que el usuario almacene todos sus datos de interés (en un archivo de audio), y posteriormente genere el código QR (con el enlace a ese archivo de audio), que deberá colocar en su casco, para su rápida visualización.
  • En cuanto a la gestión de carreteras, se pueden desarrollar muchas interesantes iniciativas:
    • Se pueden integrar en las señales y demás elementos de la carretera un código QR, que permita que el operario acceda directamente a la ficha de inspección, donde podrá incorporar los datos de la nueva inspección/revisión realizada.
      • De esta forma, se facilita que el operario pueda realizar la inspección de todas las señales de la zona, e incorporarlas al sistema automáticamente, sin necesidad de saber previamente la dirección donde lo debe incluir.
      • El sistema, para su uso integral, se debería complementar con una aplicación móvil que permitiera rellenar la ficha del elemento de forma automática.
    • De igual forma, se podrían incoporar códigos QR a cualquier zona de interés de la carretera, pudiendo el sistema mostrar toda la información relacionada (con el pavimento de la zona, con la propia zona (elementos cercanos), o con el elemento concreto, información que podría ser tanto pública (para todos los usuarios) o privada.

Muchas veces, las mejores ideas se basan en aprovechar los recursos ya existentes, y esto es una prueba de ello. El siguiente vídeo muestra el funcionamiento real del sistema Safety QR Code, mencionado anteriormente: